‘Wicked’, noche de brujas en el Apollo Victoria

apollo_victoria_wicked

Si hablamos de musicales en el West End, debemos hacer una parada obligatoria en el Apollo Victoria, otro de los gigantes de Londres, con una capacidad de 2348 personas.

Se abrió como cine en 1930, con una decoración arriesgada que trataba de romper los esquemas de la época como sólo lo podía hacer el art decó. En su recibidor de color verde y con vivos en plata todavía se conserva un grabado denominado The Spirit of Film (El espíritu del cine) que representa a una mujer desnuda -posteriormente se añadieron unos paños aunque se desconoce cuándo o porqué- rodeada de carretes de películas. El edificio en sí suponía una apuesta por cambiar la forma de ver cine y convertirlo en un espectáculo de masas, de ahí su elevada capacidad.

Entre sus paredes se ha escuchado a Liza Minelli, Shirley MacLaine o The Foo Fighters, aunque desde el año 2006 es el hogar de Wicked, la historia de la Malvada Bruja del Oeste.

Entrar en el auditorio es entrar directamente en Oz: el Dragón del Tiempo preside la parte superior del escenario y sale del mismo. Durante la obra lo veremos en movimiento. Mientras nos acomodamos en nuestra butaca podemos deleitarnos y hacernos una foto con el telón de fondo, un mapa de Oz. Pero aquí no todo es lo que parece…

apollo_victoria_londres_wicked

¿Qué pasaría si la historia no es como la contaron en El Mago de Oz? ¿Y si Dorothy no es la niña buena? ¿Y si la bruja mala no es tan mala? La historia se centra en la Universidad Shiz, donde la amistad entre la popular rubia (Glinda) y la impopular chica de color verde (Elphaba) cambiará el destino de Oz.

wicked__willemijn_verkaik_apollo_victoria

Willemijn Verkaik es Elphaba Thropp, la reivindicativa Bruja del Oeste. La actriz holandesa ha interpretado el papel más de mil veces desde su debut en Stuttggart en 2007. Al incorporarse durante 15 semanas al reparto de Wicked en el Gershwin Theatre de Broadway se convirtió en la única actriz que ha interpretado a Elphaba en 3 idiomas distintos: inglés, noruego y alemán. El rol de Wicked no es su única conexión con Idina Menzel -la Malvada Bruja original de Broadway junto a la también famosa Kristin Chenoweth en su papel de Glinda- ya que si la americana cantaba Let It Go en la versión original de Frozen, Willemijn ponía voz a la princesa Elsa en su versión alemana y noruega. La misma voz que te pondrá los pelos de punta al final del primer acto con la canción Defying Gravity, una de las puestas en escena más espectaculares del show.

El musical lleva tiempo triunfando en Broadway desde que se estrenara en octubre de 2003, lo que lo convierte en el onceavo musical más longevo y uno de los más laureados. En su haber cuenta con 95 premios, incluyendo tres Tonys y un Grammy a la mejor banda sonora de un musical.

Basado en el libro de Gregory Maguire Wicked: memorias de una Bruja Mala -que a su vez revisaba el mundo del Mago de Oz creado en 1900 por L. Frank Baum-, ha sido llevado al escenario por Universal Stage Production con libreto de Winnie Holzman y el compositor Stephen Schwartz, doblemente oscarizado por la música de Pocahontas y el tema principal de El Príncipe de Egipto.

Desde 2004 se viene hablando de llevar el musical al cine, pero nunca se han dado los pasos necesarios para hacerlo. El éxito de Los Miserables en pantalla ha abierto puertas para que se retome el proyecto con la dirección de Stephen Daldry (Billy Elliot) y una posible fecha de lanzamiento: 2016. Los nombres de Harry Styles, líder de One Direction y Lea Michelle (Glee) suenan como protagonistas.

Espero que todos, viváis en Londres o no, podáis disfrutar de la maravillosa experiencia de verlo en directo.

Nosotros nos mantenemos a la espera de comprobar si la magia de Wicked funciona también en celuloide. Mientras tanto, podemos disfrutar de su banda sonora, disponible en Spotify, iTunes… ¡y por supuesto el clásico CD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *