Edward Hopper y los noctámbulos silenciosos

ArteCompacto: Noctámbulos

Hopper empezó a pintar Noctámbulos (Nighthawks) en 1942, después del bombardeo de Pearl Harbor. La sociedad norteamericana estaba devastada. La localización es un ‘diner’ con un anuncio de puros, en una calle vacía y sin luz. Los protagonistas, tres clientes, un camarero y la alienación de la ciudad. El pintor de Nyack, su pueblo natal, al lado del río Hudson, era muy cinéfilo, y el séptimo arte le ha devuelto la mirada en multitud de ocasiones: Win Wenders, David Lynch, Alfred Hitchcock o Todd Haynes (Lejos del cielo) son algunos de los directores en cuyos trabajos se aprecia la inquietante estética hopperiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *